Cómo ha evolucionado la estomatología

evolucion de la estomatologia adaptado 2

Cómo ha evolucionado la estomatología

Por: Oficina de Comunicación y Marketing
Universidad Inca Garcilaso de la Vega

Casi todos los dibujos animados, las series y las películas muestran a los dentistas como esos seres poderosos que sostienen la vara metálica que produce un sonido estruendoso. Pero la historia de la estomatología está llena de muchas más referencias.

Estos profesionales son mostrados como seres que se encargan solo de curar los dolores de las muelas y hasta tienen mala fama de causar dolor a sus pacientes, pero la verdad es que la evolución de la estomatología es una historia vinculada a la investigación, la tecnología y la superación de obstáculos.

Primeros pasos de la estomatología

Desde la primera intervención en las encías hasta la creación de los instrumentos especializados para los dientes, como la turbina, la estomatología avanzó gracias a la participación de hombres y mujeres que lucharon por dejar atrás las reservas de su época y disminuir ese dolor insoportable que solo pueden crear los dientes y las muelas.

Tómate un minuto de silencio para agradecer a quienes llevaron la anestesia local hasta el consultorio dental y descubre aquí quiénes fueron los dentistas que protagonizaron la evolución de la estomatología.

De los gusanos dentales a los barberos

El primer registro de un dentista se remonta a la época egipcia, cuando Hesy –Re1 se dedicaba a aliviar los dolores de la boca. En aquella época se creía, por ejemplo, que las caries eran producidas por una especie de “gusano dental” que dañaba al diente desde adentro. Mientras que para 200 años antes de Cristo, ya se hacían los primeros reemplazos de dientes con prótesis rústicas y coronas de oro.

La gran constante de la estomatología antigua fue que la actividad de sacar una muela se realizaba en la calle y a la vista pública2. Durante aquel tiempo, los barberos eran quienes practicaban esta tarea en Francia y el resto de Europa.

Mientras que en el Imperio Incaico tal actividad estaba reservada para los Amautas, quienes eran los curanderos. No fue sino hasta después de que Pierre Fauchard1 publicara el primer tratado sobre cómo atender las enfermedades de los dientes, que nació la estomatología como una profesión moderna.

La aparición milagrosa de la anestesia local

Las primeras décadas de 1800 fueron decisivas para definir el rol del dentista, tal como lo conoces hoy. Josiah Flagg3, quien es considerado el padre de la estomatología estadounidense, creó la primera silla especial para la actividad. Apenas era una silla de madera con un apoya brazo más amplio y un reposa cabeza más cómodo. Un poco más tarde, en 1840, se conformó la primera escuela de odontología del mundo y así definitivamente, la actividad dejó de ser solo una especialidad médica.

Un hito clave se produce en 1846, cuando el dentista William Morton3 utilizó una primera prueba de anestesia con éter. Llegado el año 1905 fue cuando, ¡por fin!, Alfred Einhorn3, un químico alemán, formuló la anestesia local de la Novocain y se comenzó a usar de forma corriente por los dentistas.

En esa misma época, Basil M. Wilkerson3 inventó la turbina. La introducción de un producto para blanquear los dientes se hizo en 1989 y fue justo en esa década también cuando se comenzaron a hacer los primeros implantes dentales que pueden fundirse con los huesos, como una forma de sustituir a las prótesis dentales.

REFERENCIAS

1 Skinner, H. R. (2012). ¿ Y antes de Fauchard qué? La odontología en las cavernas, los templos, los hospitales y las universidades. Revista clínica de periodoncia, implantología y rehabilitación oral, 5(1), 29-39.

2 Beltrán-Neira, R. J. (2013). Historia y Filosofía de la Odontología. Revista Estomatológica Herediana, 23(3), 167-170.
Ardila Medina, C. M. (2006). La profesionalización en la formación de odontólogos.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on Twitter